Artículo Texto Completo

Opciones de Artículo
PROYECCIONES DE LA ECONOMÍA GLOBAL 2019.
PROJECTIONS OF THE GLOBAL ECONOMY 2019.

Alfonso Rafael Casanova Montero, Ph.D.

Doctor en Ciencias Económicas (Cuba).

Docente Titular de la Facultad de Ciencias Económicas en la Universidad de
Guayaquil, Ecuador.

alonso.casanovam@ug.edu.ec


Eco. Ismael Zuaznabar Morales

Licenciado en Economía Política (Venezuela).

Consultor Independiente, Venezuela.

lakontiqui@gmail.com


ARTÍCULO DE REFLEXIÓN

Recibido: 24 de enero de 2019.

Aceptado: 29 de marzo de 2019.          

 

RESUMEN

La economía internacional en el 2019 se caracteriza por la incertidumbre, va transcurriendo el año en un contexto complejo que no permite vislumbrar con nitidez los riesgos e imprevistos futuros. No son pocos los diversos factores y mega tendencias, que sobre este escenario actúan, cuya recopilación, análisis y síntesis son el objeto de estudio de este artículo. La metodología aplicada a esta investigación de las ciencias sociales, sistematizando la mayor cantidad de información factual de diversas fuentes, ordenando las mismas de acuerdo con los conceptos más comúnmente aceptados por la ciencia económica, de modo de poder hacer inferencias de su significado. Para ello, se ha procesado información con fines de interpretación, de la coyuntura de los principales países de la Economía Internacional: Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y China, así como el desempeño de América Latina. Por otra parte, se actualizan los acontecimientos más importantes de las relaciones económicas internacionales. En especial, la evolución del sistema comercial internacional de bienes y servicios, y la evolución de los flujos financieros internacionales para sintetizan los resultados sobre la apreciación del alcance e impacto. En las conclusiones se considera que el impacto de estas tendencias puede ser mixto, en tanto se evidencian amenazas y oportunidades, sobre las opciones más convenientes y oportunas para este nuevo escenario.

Palabras clave: Geopolítica, economía mundial, relaciones económicas internacionales, distribución de la riqueza, desarrollo sostenible.

ABSTRACT

The international economy in 2019 is characterized by the uncertainty, the year goes by in a context complex that does not allow a clear glimpse of the risks and unforeseen futures. There are many different factors and mega trends, that act on this scenario, and whose collection, analysis and synthesis are the object of study of this paper. The methodology applied has been of social scientific, systematizing the greatest amount of information factual from various sources, ordering the same according to the most commonly accepted concepts by economic science, in order to make inferences of its meaning. For this, information has been processed for the purpose of interpretation, of the conjuncture of the Main countries of the International Economy: States United States, the European Union, Japan and China, as well as the performance of Latin America. On the other hand, they are updated the most important events of relationships international economic, in particular, the evolution of the international commercial system of goods and services, and the evolution of international financial flows to synthesize the results on the appreciation of the scope and impact. In the conclusions, it is considered that the impact of these tendencies can be mixed, while threats and opportunities are evident, on the most convenient and opportune options for this new scenario.

Keywords: Geopolitics, world economy, relations international economic, wealth distribution, sustainable development.


INTRODUCCIÓN

Pronosticar la dinámica de la economía global en un mundo cuyo funcionamiento es sistémico, integrado y lleno de intereses contrapuestos, de diferencias políticas, e ideológicas, económicas, sociales, tecnológicas, culturales y morales es una tarea en extremo compleja. Los referentes clásicos también se desvanecen, cuando incluso entre aliados, que comparten modelos económicos similares, como Estados Unidos y Europa, se han mostrado criterios divergentes, en las relaciones dentro de la organización militar común creada para la defensa mutua (OTAN), la cual arriba a su 70 cumpleaños con importantes grietas entre sus miembros en cuanto a misión, financiamiento y proyecciones futuras (Anónimo, 2017).

No obstante, lo problemático, difícil y arriesgado,  este esfuerzo prospectivo es en extremo importante y necesario,  para  todos aquellos que quieren ser participantes activos en la Geopolítica [1] y la Economía Mundial y buscan cuando menos, ir a la par o delante de los complejos cambios globales en marcha. Por tanto, se tratará de mirar adelante y prever algunos de los potenciales escenarios económicos globales, lo que podría pasar, para actuar en consecuencia y prepararse para ello, procurando ser sujeto en vez objeto de estas tendencias mundiales. Por esta razón, para ser actores activos de los cambios, que irremediablemente ocurrirán, es imprescindible estar al tanto de los vaivenes de la economía global y la geopolítica de la cual no se separa y es determinante en muchos casos de los caminos que toman las políticas nacionales a favor de la armonía o la confrontación.

MATERIALES Y MÉTODOS

La metodología aplicada ha sido la propia de la investigación científica de las ciencias sociales, procesando la mayor cantidad de información factual de diversas fuentes, ordenando las mismas de acuerdo con los conceptos más comúnmente aceptados por la ciencia económica, de modo de poder hacer inferencias de su significado. Para ello, se ha procesado información de fuentes nacionales e internacionales, con fines de interpretación de la coyuntura de los principales países y regiones de la Economía Internacional: Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y China, así como el desempeño de América Latina.

Asimismo, se actualizan los acontecimientos más importantes de las relaciones económicas internacionales y en especial, la evolución del sistema comercial internacional de bienes y servicios, incluidas las negociaciones en el marco de la OMC y la evolución de los flujos financieros. Con esta información de referencia y habida cuenta de las principales transacciones internacionales a través de las cuales Ecuador se inserta en la economía internacional, se evalúan los impactos para el comercio de bienes y servicios, el turismo, las remesas, la inversión extranjera directa y en cartera, el acceso a préstamos y la emisión de bonos internacionales, todos ellos con repercusión en la balanza de pagos del país.

 

REVISIÓN TEÓRICA

Por otra parte, importantes analistas estiman que este año, podría ser peor que el 2018 y se asumen pronósticos diversos sobre el comportamiento en 2019 (Maza, 2019). También, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó un proyecto sobre el crecimiento de la economía mundial, acotándolo ante los crecientes riesgos que la cubren, en términos políticos y económicos (ONU, 2019) .

Por otro lado, desde el sector académico voces autorizadas como el Premio Nobel en economía, Paul Krugman hace unos pocos años editaba un sugerente título:¡Acabad ya con esta crisis!”. Krugman, en su libro, más que en el análisis de las causas, del estancamiento, se concentra en qué hacer y deja explícita la percepción de que faltan acciones ante la gravedad de los desafíos mundiales (Krugman, 2012).

Otro enfoque crítico desde la academia, ponderando las conclusiones de la reunión del G-20 en Argentina, afirmaba que el documento final del G20 explicita los principales problemas del capitalismo contemporáneo, concentrado en el “cambio climático” y el “comercio internacional (Gambina, 2018)

Por su parte, Oscar Ugarteche, en breve, pero concentrado análisis plantea que:

            En términos generales, el escenario para el 2019 es el acumulado de los problemas no resueltos en el 2018. Mientras se mantengan las economías centrales estancadas y con una tendencia a la baja de su productividad, no se detenga el aumento de aranceles y políticas de proteccionismo estadounidenses y las alzas de su tasa de interés, el escenario para la economía mundial (salvo las economías emergentes asiáticas) en el 2019 será aún más difícil (Ugarteche, 2018).

La globalización financiera se ha convertido en un elemento clave de la evolución de la economía global, pero no está provista de un marco regulatorio y por  políticas consensuadas que lidien de manera adecuada con los riesgos derivados de  esta mayor interconexión (Ferrer, 2018).

En este contexto, la reunión del Foro Económico Mundial de Davos-2019, evento que anualmente reúne a diversas personalidades de la política y la economía global, en Davos, ciudad de Suiza, este año convocó con el tema siguiente: La Globalización 4.0: cómo diseñar una arquitectura global en tiempos de la cuarta revolución industrial.

Las prioridades y preocupaciones de la elite económica mundial, se concentraron en   6 grandes temas:

  1. La geopolítica en un mundo multiconceptual.
  2. El futuro de la economía.
  3. La política tecnológica y de los sistemas industriales.
  4. La resistencia al riesgo como promotor del pensamiento sistémico.
  5. El capital humano y la sociedad.
  6. La reforma institucional global (Navarro, 2019).

En los últimos meses de 2018 e inicios del 2019, los riesgos se han vuelto mucho más preocupantes con un gobierno estadounidense cerrado durante semanas y un Brexit sin rumbos, sumados a los problemas derivados de la ralentización del crecimiento en Alemania y de China, con el sistema bancario italiano en espasmos, y con el hecho de que la economía mundial seguía sumamente endeudada, una década después de la crisis financiera de 2008.

PIB mundial

La dinámica del crecimiento de la economía mundial en 2019 y 2020 deberá mantenerse a niveles discretos, o incluso francamente recesivos, sobre todo si la relación comercial y financiera, entre Estados Unidos y China continúa por la vía de la confrontación y no se logran acuerdos definitivos que tranquilicen los mercados. Los primeros análisis del Fondo Mundial Internacional (FMI) de principios de 2019 pronostican un crecimiento del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) a escala global.  Estados Unidos se estima crezca sobre el 3 % del PIB, en este año y para China se calcula un 6,6%.

El reporte de la ONU señaló, por ejemplo, que el empleo esta globalmente aumentando pero que la calidad del mismo se mantenía baja y alejada del crecimiento económico necesario y requerido a nivel mundial. Por ello proyecta que el crecimiento económico global se mantenga estable en 2019 y para 2020, se cree esta dinámica internacional llegue a cifras levemente inferiores al 3,1% que se alcanzó en el año 2018. Para que se logren los resultados anteriores, según la organización mundial se necesitan acciones urgentes y políticas concretas de los actores de la economía global para que el mundo se encamine a su meta de la erradicación de la pobreza para el año 2030 (UNCTAD, 2019).

Este  potencial de crecimiento mundial podría ser frágil, cuando persisten las incertidumbres del cierre de 2018, en los términos de la guerra comercial estadounidense-china,  del auge del proteccionismo comercial, las dudas sobre la efectividad de la lucha contra el cambio climático, más otros problemas estructurales de la economía mundial, y esto hacia crecer  los temores de la recurrencia de las señales de la crisis financiera de 2008-2009, lo que provoca dudas sobre el crecimiento global si sería sólido y sostenible.

4

Las proyecciones actualizadas del FMI, se reflejan en la tabla siguiente:

4.1

PAÍSES

China desde su arranque con nuevas reglas económicas en 1978, ha logrado llegar a un nivel de desarrollo inobjetable que la consolida como segunda economía del mundo. En la actualidad y en los años venideros las tasas de crecimiento disminuyen y pasa a ser más importante la calidad del crecimiento y los cambios estructurales que se producen en la producción de bienes y servicios y la calidad de vida de los ciudadanos y esa es la realidad china en 2019. Con la minoración reciente del crecimiento de China se apreció que su sector privado no era tan fuerte y potente como se decía (aumentaron las empresas Zombis) cuando el crecimiento estuvo apalancado desde préstamos riesgosos y mercados financieros sobrevalorados. Ese temor se apoderó de los inversionistas en los mercados de valores chinos, nacionales y extranjeros, en 2018 y a tenor con el endurecimiento de las condiciones financieras internas, las acciones de los entes locales en sus mercados de valores tuvieron una de las caídas más profundas entre las bolsas internacionales.

La segunda economía del mundo empezó el 2019 con algunos problemas, en parte derivados de las contradicciones endógenas, tales como la elevada deuda de sus empresas y la irrentabilidad de muchas de estas; más aún por lo relacionado con la confrontación comercial y geopolítica con los estadounidenses, en una guerra comercial que llevaba meses declarada por Trump; además de las dificultades de su sistema financiero  y las demandas de una gran población que ha elevado su nivel de vida y consumo, y busca menores efectos dañinos del ambiente y mejores condiciones de trabajo.

 

En esta, varios conocedores de la realidad China ven una disyuntiva de los líderes locales en relación a las dos alternativas básicas a las cuales se enfrentan:

 

  • Mantener los ritmos de incrementos productivos a base de las inversiones en la actividad constructiva e infraestructura con altos niveles de endeudamiento empresarial y público.
  • Aprobar una serie de reformas de varios tipos que podrían crear tensiones sociales en una sociedad compleja desde la forma en que se ejerce el liderazgo y la dirección política de la economía nacional.

 

En la elección o la combinación de estas, los líderes chinos no pueden perder de vista la confrontación global con los estadounidenses(más bien con su Ejecutivo y Trump) y de ahí que decidir qué hacer, no sea tan fácil pues una acción que debilite la competitividad global del país podría tener importantes reflejos y frenar las ambiciosas metas geopolíticas, un mayor margen de maniobra del yuan/renminbi en la esfera monetaria financiera global y lograr convertirse en la primera economía mundial y dominar la dinámica de la Inteligencia Artificial y el desarrollo de las tecnologías de punta.

Rusia seguirá enfrentando sanciones estadounidenses y europeas en este año y ello es un cierto limitante a su desempeño, pero el país ha evidenciado experiencia y creatividad, en cómo enfrentarlas incrementando sus reservas monetarias para fortalecer su moneda y además depender menos de los ingresos petroleros y del gas (sus principales rubros de exportación) por tanto los vaivenes del mercado les hacen hoy menos efectos que antes.

Para Latinoamérica este año tal vez sea de mejor desempeño grupal, por la probabilidad de que Brasil crezca a mayor ritmo, así como México y se esclarezcan las condiciones del funcionamiento del tratado comercial firmado en 2018 con Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en sustitución del TLCAN.

En la esfera política latinoamericana habrá 6 elecciones presidenciales en 2019, y esto podría incidir en el desempeño económico regional: Argentina, Bolivia, El Salvador Honduras, Guatemala y Uruguay. Se espera tengan desempeños negativos Nicaragua y Venezuela.

 

COMERCIO E INVERSIONES

El Comercio Internacional y su probable desempeño, es altamente inestable si no se recomponen las relaciones de los dos más grandes comerciantes del mundo. Las actuales contradicciones entre China y Estados Unidos; si el Brexit es acordado o no, sin contar la existencia de no pocos acuerdos comerciales y de integración en la mesa de negociaciones, cuya concreción podría acelerar o retardar el volumen de transacciones de bienes y servicios realizados.

El mercado petrolero mundial se pronostica tranquilo en sus precios, al menos en una primera parte de 2019, ante los recortes de la extracción acordada en la OPEP al final del año. Si la economía mundial crece al ritmo esperado, la demanda de petróleo estará por lo menos un millón de barriles por encima de la oferta, y esto estimularía los precios. Las razones básica y no única, está en la probable disminución del ritmo de inversión en pozos explotados por la fracturación de esquistos en Estados Unidos, ya que los precios bajos no las estimulan y la OPEP lograría reducir su oferta en concordancia a lo anunciado a fines de 2018 (recorte de su oferta en 1,2 Millones de Barriles Diarios).

El mercado del oro debería fortalecerse si las tasas de interés se mantienen bajas. El comercio de servicios, cuyas cadenas de valor globales crecen más aceleradamente que las de los precios de los productos básicos, seguirá esta tendencia en 2019. Continuarán los cambios en el basamento actual de la División Internacional del Trabajo (DIT) y de la estructura de los flujos del intercambio global de bienes y servicios, con sus peculiares inequidades que determinan la transferencia de valores y rentas, de los mercados de menor progreso a los centros de capital mundial. La deslocalización del capital transnacional, tras su etapa primaria de relocalización (buscando abaratar costos de mano de obra y materias primas) configura un escenario comercial diferente en esta nueva fase de la indetenible de la globalización debiéndose esperar mayores tensiones entre las grandes tecnológicas mundiales como sucedió a fines de 2018 entre el gigante estadounidense APPLE y su contrario chino HUAWEI.

En los próximos años, continuará el desarrollo de la llamada 4TA Revolución Industrial (4RI) y sus batallas por la hegemonía de la disruptiva   Inteligencia Artificial, el internet de las cosas, la CriptoEconomía, y la amplia utilización económica de la Big Data, así como la explosión de la tecnología informática del blockchain.

En 2019 , continuarán las estrategias de las grandes transnacionales que imponen nuevas cadenas de valor y comercio maximizando sus beneficios a nivel global, según sus intereses; que no siempre coincide con las fronteras clásicas de los estados modernos y sus economías nacionales, lo que podría  complicar el análisis de los movimientos del capital y las mercancías a nivel global y harán; por tanto, más difícil establecer políticas para evitar el intercambio desigual dentro de la dinámica moderna del comercio internacional y los flujos internacionales de capitales en especial de la inversión extranjera directa y del financiamiento externo.

 

MONEDAS y FINANZAS

Por otra parte las políticas monetarias de los principales tenedores de los signos monetarios básicos( dólar, euro, yuan, libra esterlina, y  yen ) esperando con incertidumbre si la Fed., estadounidense sigue subiendo sus tipos en 2019 dándole continuidad a las acciones tomadas en los últimos tiempos, o si se someterá a las peticiones del presidente  Trump de parar tal dinámica, que enfría la economía estadounidense, al elevar el costo del dinero siendo preocupante si el Banco Central de la Eurozona  (BCE) deja su acción de tipos 0 y sube sus tipos de interés.

No menos impacto, en el mundo financiero y monetario global tendrían las posiciones de las políticas financieras de Japón, Inglaterra y la Eurozona, donde se aplicarán acciones que no incrementen los valores del dinero; y para el caso de la economía japonesa se espera una cierta expansión de sus precios, ya que la inflación solo creció 0,1% en 2018, por debajo de la meta gubernamental del 2% anual.

La situación europea y japonesa, parece que sería similar a la estadounidense y se esperan políticas monetarias restrictivas y generadoras de una baja subida de los precios a nivel global (Santander, 2019). Los anteriores factores podrían minorar el problema del servicio de la deuda mundial y afectar favorablemente el crecimiento de los valores en los mercados de las materias primas y fortalecer las bolsas de valores si las tasas de intereses siguen bajas.

En la Eurozona, las relaciones con Gran Bretaña por el Brexit están aún con elevado nivel de incertidumbre y lo que pase con la salida en marzo 2019 de la entidad británica de la Unión Europea.  Si es acordada o no y en qué términos concluirá la negociación, muy bien podrían ser factores de desestímulo al crecimiento en una región llena de dificultades y problemas más allá de la economía como sucedía en Francia a principios de año. También, Alemania, la locomotora europea, vio enfriarse su dinámica muy dependiente de las exportaciones y las cifras de fines de 2018 del crecimiento manufacturero mostraron una minoración del 4,7%, contracción mucho más pronunciada a la esperada por los analistas locales e internacionales.

Por otro lado, tanto China como Rusia deberán crecer en 2019; pero no a los mismos niveles de años anteriores dependiendo mucho del desempeño chino, de cómo termine de encausarse su diferendo con el inquilino actual de la Casa Blanca. China tiene importantes metas que cumplir este 2019 y se estima que la economía de China crezca 6,3% en este tiempo, lo que algunos temen por ser menores a los de periodos anteriores y otros, de seguro desearían tener este ritmo de incremento en la producción de bienes y servicios.

Es una realidad innegable que, en los últimos años la economía de China ha tenido un importante peso en la reproducción de la economía global y, sobre todo, en lo referente a las demanda y precios de las materias primas por ser el principal importador de una gran cantidad de estas, en primer lugar, del petróleo. Por tanto, aunque representaría una pequeña desaceleración tras el crecimiento del 6,8 % de 2018, más bien es la tendencia hacia la desaceleración lo que preocupa a muchos después del record de crecer en dos dígitos durante años. La moneda china, el yuan/renminbi se convirtió en moneda de reserva dentro del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ocupa el tercer lugar por su peso en la canasta de cinco monedas del FMI, desde la cual se forman los valores de los Derechos Especiales de Giro (DEG). Desde 2017 trabajan por crear el Petro-yuan-oro y desde principios de 2018 funciona en la bolsa de Shanghái un espacio para comercializar petróleo en la moneda local.  Los analistas internacionales y varios economistas, entre ellos, el jefe del Banco de Inglaterra, afirmó que el yuan está cada vez más cerca de convertirse en una moneda de reserva global (REUTERS, 2019).

Las anteriores son solo algunas de los nuevos desafíos desde Pekín al poderío estadounidense del dólar, en la geopolítica mundial sin contar los retos derivados de la creación de nuevas instituciones financieras globales, la alianza con Rusia, la expansión de la Ruta de la Seda, ambicioso proyecto de construcciones de obras de infraestructura que facilite el comercio exterior chino, la creciente participación en la conquista del cosmos y el espacio circunsterrestre y el desarrollo de su poderoso ejército.

4.2

LOS ALTOS NIVELES DE ENDEUDAMIENTO GLOBAL

La próxima crisis financiera, es solo cuestión de tiempo, coinciden prestigiosos analistas como Nouriel, Roubini, los principales bancos de inversión, y el mismo FMI en avizorar bajas presiones y fuertes vientos y hablan de una “tormenta perfecta”, es muy probable que el pronóstico sea bien fundado. Lo antes expresado se refiere a que los riesgos sistémicos, fuera del sector bancario (en principio) en esta ocasión y que se circunscriben a la coyuntura de las economías mundiales -o a los abultados balances de los bancos centrales- han dejado huérfanos de instrumental para una cirugía quirúrgica de urgencia tanto a autoridades económicas como monetarias. Los colchones financieros de empresas, gobiernos y bancos centrales se han reducido drásticamente, lo que dificulta las políticas de estímulos en caso de crisis en 2020.

No hay más que revisar el World Debt Clock, de la revista The Economist, y constatar los niveles de endeudamiento de importantes países de la economía mundial, medido a través del indicador Deuda/PIB, donde se presenta un cuadro alarmante.

4.3

La excesiva deuda pública y privada acumulada supone un desafío para la estabilidad económica mundial (Dehesa, 2018).

            El mercado bursátil estadounidense no ha rebotado porque (a pesar del aumento excepcional de las ganancias corporativas) la posibilidad de un aumento de las tasas de interés aumentará el costo de los préstamos y el servicio de la deuda, a estos temores hay que agregar ahora, el impacto potencial de una guerra comercial (Roberts, 2018).

INTEGRACIÓN ECONÓMICA

 Se registrarán cambios en la integración latinoamericana, con un enfriamiento del ALBA, Y CELAC y UNASUR, de raíz progresista, a esta última ya se le tiene como enterrador con el proyecto PROSUR de corte neoliberal. En cambio, no está claro el futuro de Mercosur con una Argentina que tendrá desempeño negativo en 2019, en medio de su plan de ajustes con el FMI, y con las previsibles posiciones de Brasil en este órgano de integración regional.

Por otra parte, de la economía africana se esperan pocos cambios y del Medio Oriente su dinamismo dependerá mucho de los precios del petróleo y la evolución de los diversos conflictos regionales en activo (Siria, Yemen del sur/ Arabia Saudita) e internacionales (iraní – estadounidense, sobre todo) y si las acciones bélicas crecen entonces el desempeño económico será peor. Sus dinámicas se moverán teniendo presente:

  • El crecimiento económico de África al sur del Sahara continuara con tendencia a la recuperación y se esperaba llegase a 3,1 % en 2018, y promediase e 3,6 % en el periodo 2019-2020, pequeño crecimiento para el nivel de subdesarrollo regional, y las magnitudes de su pobreza, que se expresa de forma desigual, con diferencias importantes entre países.
  • Las economías mayores de la región podrían mostrar una recuperación más lenta de lo esperado si no crecen los precios del petróleo, destacándose la actividad económica en Angola, Nigeria y Sudáfrica estando el primero y el tercero en medio de nuevas gerencias políticas que podrían tener efectos variables en sus niveles de crecimiento.
  • Los Miembros de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC), proyecta continuar su lenta recuperación mientras se logra ajustar los niveles de deuda externa.
  • En la Unión Económica y Monetaria del África Occidental (UEMAO) se espera en 2019 continúe el crecimiento, en base a las inversiones en el área de la infraestructura y posiblemente los mejores desempeños los tendrían Costa de Marfil, y Senegal.
  • En el África Oriental se pronostica un mejor desempeño dado que Etiopía seguirá registrando el mayor crecimiento de la región, en buena medida apuntalada por fuertes inversiones extranjeras.

 

El reparto desigual de la riqueza mundial.

Por su parte, Thomas Piketti, (Piketti, 2013) autor francés del best seller: “El capital en el siglo XXI”, que se centra en la desigualdad económica en Europa y los Estados Unidos desde el siglo XI, destaca que nunca como en esta época la situación de la desigualdad en el mundo se ha tornado grave y polarizado, pues señala que “en Francia el 1 % más rico posee el 22 % del patrimonio total del país. En el Reino Unido, posee el 30 %, en Suecia el 20 % y en Estados Unidos, el 32 %”. Esto le permite decir que “el 1% de la población mundial es, digamos, la clase capitalista y concentra una parte impresionante del patrimonio”. Piketty hace notar, también, que, si se incluyera la parte de la riqueza escondida en los paraísos fiscales o bajo otras formas, el porcentaje aumentaría al menos en 2 o 3 puntos. En el caso de los ingresos (salarios, dividendos, rentas, intereses, pensiones, transferencias) la desigualdad es también grave. 

4.4

Se trata, pues, de un sistema social asimétrico, polarizado e injusto que demuestra que la riqueza mundial está desigualmente distribuida a nivel planetario entre los países y dentro de los países;   La concentración de la riqueza mundial se hace más ostensible en periodos de crisis y la lucha contra la inequidad y la pobreza mundial requieren de políticas y trabajos coordinados entre las naciones del mundo, a fin de evitar la fuga de capitales o el desplazamiento de ingresos y riquezas a los paraísos fiscales o naciones tolerantes de la desigualdad y la pobreza. Aun hoy, más de 700 millones de personas viven por debajo de la línea de la extrema pobreza, la mitad de ellas en el África subsahariana y la concentración de la riqueza no minora y esto disminuye la demanda Internacional y afecta su crecimiento.

Agenda 2030 de las Naciones Unidades y sus 17 objetivos de desarrollo sostenible.

En este complejo escenario internacional también hay que valorar los efectos de los asuntos pendientes como la Agenda 2030 de las Naciones Unidades y sus 17 objetivos de desarrollo sostenible.

4.5

La cuestión del cambio climático, la inequidad del desarrollo y los efectos derivados de la dinámica de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (C+T+i) en medio de la 4 Revolución Industrial (4RI), uno de los temas principales de Davos 2019, centraba su acceso y avance en un reducido grupo de Estados, encabezados por Estados Unidos y China, que procura dominar estas tendencias y la Inteligencia Artificial que, al decir del presidente ruso, Vladimir Putin, quien la domine dominará el mundo. “Es preciso crear agendas políticas alternativas para que el funcionamiento de mercados, empresas, sindicatos y Estados genere resultados más equitativos y ambientalmente sostenibles” (Wade, 2018).


CONCLUSIONES

Las incertidumbres políticas, comerciales, financieras y de seguridad mundial y regional, junto con los cambios en marcha en el mercado global determinan y condicionan que los gobiernos nacionales, deban priorizar sus análisis creando los adecuados mecanismos gubernamentales y académicos a tal fin, de modo de minimizar sus efectos adversos.

Los mecanismos de análisis coyuntural y estructural de todos estos eventos permitirán aprovechar sus ventajas y protegerse de sus efectos potencialmente negativos, sobre la base del monitoreo sistemático, de sus regularidades y tendencias.

La creciente monopolización del desarrollo tecnológico, del uso de la big data, del proceso de empleo económico de la ciencia de la información y la Inteligencia Artificial en desarrollo hacen aún más importante la organización y estructuración de las investigaciones económicas, políticas, sociales en esa dirección.

El mundo está en etapa crucial de su historia, asistimos a una tensión clave derivada de un reacomodo del poder económico, que es enfrentado con un rediseño de la geopolítica mundial, con Estados Unidos y China al frente. De la colisión de estas potencias se derivan importantes cambios para las Relaciones Económicas Internacionales.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Anónimo. (25 de septiembre de 2017). Las 7 contradicciones de Trump en politica exterior. Obtenido de ABC Internacional.
  • Dehesa, G. d. (17 de junio de 2018). La proxima crisis financiera. El PAIS, pág. 2.
  • Ferrer, R. (2018). La globalizacion en una encrucijada historica:¿desglobalizacion o reglobalizacion? Madrid: DOSSIER/La Globalizacion en la encrucijada.
  • Gambina, J. C. (2018). El G20 desnuda los limites civilizatorios y desafia a construir alternativas. Nuestra America XXI Desafios y Alternativas, numero 26, 7.
  • Krugman, P. (2012). !Acabad ya con esta crisis! . Barcelona: Critica, SL, Diagonal.
  • Maza, K. (22 de 01 de 2019). FMI prevé menor dinamismo para el 2019. Elcomercio, pág. 5.
  • Navarro, S. (19 de enero de 2019). cronista.com. Obtenido de cronista.com: https://www.cronista.com/finanzasmercados/Comienza el foro de Davos de que se trata y quienes participan
  • ONU. (2019). Situacion y perspectivas de la economia mundial. Nueva York: Organizacion de als Naciones Unidas: Desarrollo'Macroeconomia y Finanzas.
  • Oscar Ugarteche, A. N. (17 de diciembre de 2018). cuba y la economía. Obtenido de cuba y la economía: https://cubayeconomia.blogspot.com/
  • Piketti, T. (2013). El capital en el siglo XXI. Paris: Seuil.
  • REUTERS. (5 de 1 de 2019). REUTERS. Obtenido de REUTERS: https://www.reuter.com
  • Roberts, M. (8 de julio de 2018). Sin Permiso. Obtenido de Sin Permiso: http://www.kritica.info, Sin permiso
  • Santander. (10 de 1 de 2019). Santander Trade Portal. Obtenido de Santander Trade Portal: https://es.portal.santandertrade.com/analizar-mercados/japon/politica-y-economia
  • UNCTAD. (2019). Informe anual “Situación y Perspectivas de la Economía Mundial, dijo Richard Kozul-Wright, jefe de ONU proyecta crecimiento economía global de 3 pct en 2019 pero asediado por riesgos. . Ginebra: REUTERS.
  • Wade, R. (2018). La Globalizacion: ¿emancipacion o refuerzo? Política exterior, ISSN 0213-6856, Vol. 32, Nº 184, ,, págs. 52-62.


Comentarios

Deje su comentario