Artículo Texto Completo

Opciones de Artículo
EMPRENDIMIENTO, PROMOTOR DE LAS ECONOMÍAS LOCALES EN DESARROLLO, EXPERIENCIA DEL CANTÓN IBARRA- IMBABURA ECUADOR
ENTREPRENEURSHIP, PROMOTER OF LOCAL ECONOMIES IN DEVELOPMENT, EXPERIENCE OF CANTON IBARRA- IMBABURA ECUADOR

Claudia Alicia Ruiz Chagna, Mgs.

Magíster en Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional (Ecuador).


Docente Investigador de la Universidad Técnica del Norte, Ecuador.

caruiz@utn.edu.ec


Christian Santiago Terán Silva, Ing.

Ingeniero Forestal (Ecuador).


Director de Desarrollo Económico e Inclusión social – GAD, Ibarra, Ecuador.

cteran2@yahoo.es


ARTÍCULO DE REFLEXIÓN

Recibido: 30 de agosto de 2018.

Aceptado: 20 de noviembre de 2018.

RESUMEN

El cantón Ibarra, está ubicado en el norte del Ecuador, su estructura económica está basada en el sector comercial, agrícola y prestación de servicios. Los territorios por su dinámica de desarrollo deben establecer un modelo técnico para favorecer el escalonamiento de los emprendimientos, fomentando la economía local y las oportunidades que se presentan para satisfacer las necesidades de la población. La metodología empleada en la propuesta de un modelo para el fomento de los emprendimientos se basó en una investigación de tipo descriptivo, sustentado en trabajo bibliográfico y de campo.
Los emprendimientos en el cantón son liderados por mujeres de la zona urbana, los principales sectores productivos son la confección, los alimentos preparados y artesanías. La clasificación de las iniciativas pertenece a los productores, que a su vez son comercializadores. En este contexto, el emprendimiento en Ibarra debe iniciar con la aplicación de un modelo técnico que fomente condiciones favorables para mejorar los procesos productivos, la generación de fuentes de empleo, el acceso al crédito adaptado a los giros de negocio, un mayor involucramiento de la academia para el desarrollo de
investigación y capacitación; así como la aplicación de una política pública local de fomento, reactivación y de transformación económica para el territorio.

Palabras clave: emprendimiento, caracterización, ecosistema emprendedor, asociatividad.

 

ABSTRACT

The canton Ibarra, is located in the north of Ecuador, its economic structure is based on the commercial sector, agriculture and service provision. The territories, due to their development dynamics, must establish a technical model to favor the staggering of the undertakings, fostering the local economy and the opportunities presented to meet the needs of the population. The methodology used in the proposal of a model for the enterprises promotion was based on a descriptive research, based on bibliographic and field work.
The enterprises in the canton are led by women from the urban area, the main productive sectors are clothing, prepared foods and handicrafts. The initiatives classification belongs to the producers, which are also the marketers. In this context, entrepreneurship in Ibarra must start with the application of a technical model that promotes favorable conditions to improve production processes, the generation of employment sources,
access to credit that is adapted to business transfers, greater involvement of the academy for the research and training development; as well as the application of a local public policy for promotion, reactivation and economic transformation of the territory.

Keywords: entrepreneurship, characterization, entrepreneurial ecosystem, associativity.


INTRODUCCIÓN

El emprendimiento se considera un componente vital del crecimiento económico alrededor del mundo, las diversas actividades productivas promueven el progreso de las naciones y de quienes habitan en ellas. Existen dos razones básicas para ser puestos en marcha aquellos que son creados por las oportunidades que brinda el mercado o por la iniciativa innovadora de crear un efecto diferenciador en la sociedad, la segunda es la que se conoce como emprendimiento por necesidad. (Carriel, 2017).

En la actualidad la palabra “Emprendimiento” se ha viralizado, sin embargo, el término entrepreneur fue introducido a la literatura económica por primera vez en los inicios del siglo XVIII por el economista francés Richard Cantillon. Su aporte dio el comienzo al concepto y el rol que juega el emprendimiento en la economía (Castillo,1999).

En una línea de tiempo hay autores y estudiosos que generan ciertas pautas importantes para la evolución del emprendimiento:

Según Kirzner (1973) es el emprendedor el que “permite aumentar la competitividad conduciendo al mercado a una situación de equilibrio” debido a que cuantos más emprendedores se incorporen al mercado, existirá mayor competencia, lo que provocará que los precios disminuyan. 

Este concepto contribuye a que se analice la competencia en el mercado y la teoría de precios, pero lo fundamental dentro del análisis es que la calidad de los bienes o servicios que se ofrecen sea el elemento diferenciador dentro de la oferta y demanda.

Décadas más tarde respecto a la teoría del emprendimiento aportan De Souza, Da Silva y Roberts (2006), que determinan la categoría social al emprendimiento y manifiestan que el emprendedor social tiene un espíritu solidario con creatividad intelectual, preocupación social, voluntad política y actitud ética que mantienen movilizados a su imaginación, capacidad y compromiso para crear “valor colectivo agregado” entre grupos de actores de la sociedad civil que privilegian el bien común.

Este concepto de emprendimiento social encaja con lo que establece la Ley de Economía Popular y Solidaria (2011), Art.1: “La economía popular y solidaria es una forma de organización económica, donde sus integrantes, individual o colectivamente, organizan y desarrollan procesos de producción, intercambio, comercialización, financiamiento y consumo de bienes y servicios, para satisfacer necesidades y generar ingresos, basadas en relaciones de solidaridad, cooperación y reciprocidad, privilegiando al trabajo y al ser humano como sujeto y fin de su actividad, orientada al buen vivir, en armonía con la naturaleza, por sobre la apropiación, el lucro y la acumulación de capital”

A partir de ello según Jaramillo (2008) el emprendimiento es una capacidad de los seres humanos para salir adelante de manera novedosa y con ideas renovadas. La palabra “Emprendimiento” proviene del francés “enterpreneur” que significa pionero y se refiere

a la capacidad de una persona que hace un esfuerzo adicional por alcanzar una meta u objetivo.

El emprendimiento debe ser concebido desde la esencia de transformar con innovación, las estructuras económicas de los territorios, es por ello que el autor en mención enfatiza en la innovación para el fomento de las actividades productivas dentro de la economía.

De esta manera se origina un concepto más contemporáneo Según Sarasty y Molina (2008): El estudio del emprendimiento en el marco de los cambios impuestos por fenómenos como la globalización, permite ubicarlo como un modelo que se ajusta de manera particular al cambio y a la crisis. A esto se suma el vínculo entre emprendimiento e innovación, con la consecuente capacidad de generación, transformación y aplicación de conocimientos, para la renovación de recursos y contextos. Todo esto permite proponer al emprendimiento como un asunto de gran impacto en las economías locales y territoriales de la vida actual, en especial con el mundo de las organizaciones y del trabajo.

Para finalizar esta línea de tiempo y cuando el mundo está viviendo la globalización Aulet y Murray (2013), citado en Moya y Santana (2016) identifican dos tipos de emprendimientos: IDE y SME. El primero, Innovation-Driven Entrepreneurship que se caracteriza por perseguir oportunidades basadas en llevar a los clientes nuevas innovaciones que tienen claras ventajas competitivas y un gran potencial de crecimiento. En este contexto, se entiende innovación como el poder insertar nuevas ideas en el mercado, la técnica o el modelo de negocios. El segundo, Small Business Entrepreneurship, pretende proveer a mercados locales con ideas de negocios bien comprendidas y con ventajas competitivas limitadas.

Por su parte con el vertiginoso avance tecnológico aparece La Global Entrepreneurship Monitor o GEM es el índice que evalúa el nivel de emprendimiento de las naciones a nivel mundial y determina que el Ecuador es considerado como el país más emprendedor de América del Sur, con un índice de Actividad Temprana Emprendedora TEA del 31.8% en el año 2016, lo que significa que aproximadamente uno de cada tres ecuatorianos había realizado gestiones para crear un negocio/incubación que poseía uno cuya antigüedad no superaba los 42 meses lo que genera un ambiente favorable en las organizaciones y su necesidad de crear vínculos relacionales con sus grupos de interés y comunidades.

Aprovechando este índice de alto emprendimiento en el país, hace 4 años se fundó la Alianza para el Emprendimiento e Innovación del Ecuador (AEI), una red de 78 entidades de los sectores público, privado y académico, con el objetivo de hacer del Ecuador uno de los países más atractivos para emprender e innovar.

Según entrevista realizada a Andrés Zurita Presidente de la Alianza, por diario El Telégrafo (2018), manifiesta que hasta el momento han apoyado a más de 4 mil emprendedores innovadores y otros que fueron afectados por el terremoto del 16 de abril de 2016 en Manabí y Esmeraldas. Entre algunos de sus proyectos están las perchas especializadas y el trato preferencial de sus aliados hacia las personas que tengan una idea innovadora.

La Alianza trabaja en siete áreas: mercado, cultura, talento humano, políticas y marco regulatorio, asesoría y soporte e innovación, con un capital de $ 42 millones; su misión es fomentar el crecimiento de las redes de ‘inversionistas ángeles’ en las principales ciudades del país.

Si bien existen este tipo de iniciativas público-privadas, es de vital importancia y transcendencia hacer mención de la aprobación de la Ley de Fomento Productivo, que tiene entre sus objetivos dinamizar la economía, fomentar la inversión y el empleo, así como la sostenibilidad fiscal de largo plazo a través de un ajuste en el marco jurídico que rige la actividad económica, financiera y productiva en el país a fin de garantizar la certidumbre y seguridad jurídica como mecanismo para propiciar la generación de inversiones empleo e incremento de la competitividad del sector productivo del país. (Asamblea Nacional, 2018).

Ahora, un aspecto fundamental para lograr un crecimiento acelerado y sostenido de los emprendimientos es la formación, entrenamiento y capacitación del talento humano. Es por ello, el país tomo la decisión desde el ámbito educativo impartir el Emprendimiento y Gestión como asignatura de la formación en el Bachillerato General Unificado (BGU), que tiene su origen en el contexto legal que lo regula e incentiva, principalmente: la Constitución de la República (artículos: 283, 284, 302, 304 y 306); el segundo eje Economía al servicio de la sociedad del Plan Nacional Toda Una Vida (2017-2021) que busca transformar el sistema económico para que se convierta en un sistema social y solidario objetivos 4 al 6. (Ministerio de Educación, 2015)

Estratégicamente se desarrolla la formación a través de los tres cursos del Bachillerato General Unificado (BGU). El sustento pedagógico parte de tres premisas claves:

  • Perfil de salida que alcanzó el estudiante al concluir la Educación General Básica (EGB),
  • Legítimo afán de autonomía y autorrealización de la juventud, y,
  • Fundamentalmente, la confianza en el país tanto por la constitucionalidad que le caracteriza, como por los ejemplos exitosos de conciudadanos que concretaron sus sueños y son fuente de inspiración.

Uno de los grandes objetivos que se pretende alcanzar es que al finalizar el BGU, es que el estudiante haya desarrollado sus capacidades emprendedoras y que, con la aplicación diaria de estas capacidades, se convierta en una persona dinamizadora de la sociedad en su conjunto, de su familia, zona geográfica o ciudad y, por lo tanto, pueda generar fuentes de trabajo (Ministerio de Educación, 2015).

Con todos los elementos analizados, se determina de manera prioritaria contar con una caracterización de emprendimientos del cantón Ibarra, la misma que sea el sustento basado en la realidad para la construcción de un modelo técnico transformador de la economía del territorio, que debe ser el resultado de la participación colectiva y propositiva para un ambiente favorable que atraiga inversión, genere innovación y fortalezca las etapas del ecosistema emprendedor.

 

2. MATERIALES Y MÉTODOS

El presente estudio se enmarca dentro del enfoque multimodal. Para el abordaje del proceso investigativo se suma una investigación de tipo descriptiva. En cuanto a su diseño se optó por un estudio de corte documental y de campo.

Se inició con la revisión de artículos científicos e investigaciones que consideran las categorías de emprendimiento, se analizaron noticias y artículos de prensa nacionales e internacionales, información proporcionada por el Global Entrepreneurship Monitor Ecuador (GEM) del año 2016  sobre el estudio del entorno en la creación de empresas o entrepreneurship, así como portales web referentes al tema, mismos que son el sustento teórico de la investigación y fundamento de la discusión para el análisis y discusión del modelo técnico para el fomento de los emprendimientos en el cantón Ibarra.

La fase de campo, fue ejecutada con la Dirección de Desarrollo Económico e Inclusión Social, donde se procedió con un análisis de los emprendimientos del cantón Ibarra, la muestra fue de 90 emprendimientos que están asesorados y fortalecidos desde la

municipalidad; en el proceso se revisaron fichas técnicas de cada iniciativa (perfiles de proyectos). A través de talleres y reuniones técnicas se definió una base de datos con las variables de estudio para lograr la caracterización del emprendimiento, resultados que fueron interpretados a través del empleo de tablas dinámicas y confrontados con la documentación recopilada para la discusión.

Una vez obtenida la caracterización, fue el punto de partida para la construcción de la propuesta de un modelo técnico que genere un ambiente favorable para el desarrollo de los emprendimientos y finalmente se detallan las conclusiones y recomendaciones.

 

3. ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Imbabura al norte de la región andina del Ecuador, es una provincia multiétnica y pluricultural marcada por diferentes factores demográficos que originan la siguiente diversidad poblacional: 54% de mestizos, 32% de blancos, 9% indígenas, 3% negros y 2% otros (INEC, 2010).

La región posee una diversidad de pisos climáticos y ecosistemas que van desde el páramo sobre los 3.600 metros de altitud, hasta la cuenca del rio Chota que posee un clima temperado y tropical. Se la conoce como la provincia de los Lagos por la presencia de varios sistemas lacustres que la convierte en un referente de desarrollo turístico y productivo del país.

Según el Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial de la provincia de Imbabura (PDOT, 2015), se identifican nueve ramas de actividad económica en la población y parte de estas se caracterizan por disponer potencialidades productivas, especialmente las relacionadas con emprendimientos turísticos, elaboración de artesanías, gastronomía tradicional y las vivencias de su gente a través de proyectos de turismo comunitario.

El cantón Ibarra tiene la particularidad de ser la sede administrativa de la región uno conformada por las provincias de Esmeraldas, Carchi, Sucumbíos e Imbabura está conformada administrativamente por 5 parroquias urbanas y 6 parroquias rurales.

La estructura económica esencial del cantón Ibarra la marca la Población Económicamente Activa (PEA) que para el 2010 la tasa de crecimiento es del 2,99% lo que representa a 20.587 personas, distribuidas en tres sectores productivos: agropecuario, industria y de servicios.

El análisis de la caracterización del emprendimiento en el cantón Ibarra, parte de una muestra de 90 casos que actualmente operan en el territorio (zona urbana y rural); los mismos que han recibido capacitación y asistencia técnica durante las etapas de su implementación.

El Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) de Ibarra con la finalidad de dinamizar la economía del territorio, promueve procesos y estrategias para la incubación de ideas y/o proyectos de emprendimientos. El asesoramiento parte de un perfil del proyecto que es la estructuración de la idea del emprendedor donde se plasmas los objetivos, proyecciones y aspiraciones.

De la muestra analizada el 100% de los emprendimientos disponen de un perfil del proyecto, en el cantón se clasifica de la siguiente manera:

Tabla 1. Tipo de emprendimiento en el cantón Ibarra.

Tipo de emprendimiento

Cantidad

Porcentaje (%)

Asociativo

50

55,55

Familiar

87

96,66

Personal

0

0

Fuente: Elaboración propia.

Las empresas familiares son la base de la economía mundial aportan el 50% del producto interno bruto de los países; en Ibarra los emprendimientos nacen de ideas familiares y se así se mantienen el problema es que en ocasiones no tienen una estructura organizacional adecuada; existen también asociaciones que se constituyen como tales, bajo el régimen de la Ley de Economía Popular y Solidaria vigente en el Ecuador, en el Art. 4 .- Las personas y organizaciones amparadas por esta ley, en el ejercicio de sus actividades, se guiarán por los siguientes principios, según corresponda; literal  c) El comercio justo y consumo ético y responsable.

Un reto que enfrenta la economía ecuatoriana es motivar a los individuos a llegar a ser emprendedores y equiparlos con las capacidades y destrezas necesarias para convertir oportunidades en negocios exitosos; en términos generales, los diferentes actores (organizaciones del sector público, sector privado, sector educativo y organizaciones internacionales) que se dedican a promover el emprendimiento en Ecuador y el cantón Ibarra no es la excepción, es que tienden a trabajar de manera desarticulada, de esta manera se evidencia duplicidad de acciones y la presencia de una dinámica de ejecución de propuestas individuales, aisladas y sin ningún criterio de coordinación interinstitucional, reflejada en la existencia de actores trabajando de forma dispersa.

De acuerdo al enfoque y giro del emprendimiento se clasifica en:

Tabla 2. Clasificación de la actividad del emprendimiento en el cantón Ibarra.

Actividad del emprendimiento

Porcentaje de clasificación (%)

Productor

54,44

Comerciante

0

Productor/Comerciante

42,22

Prestación de Servicios

3,33

Fuente: Elaboración propia.

Los esfuerzos de los emprendimientos están concentrados en procesos productivos que buscan un canal de comercialización en el mercado. Este factor puede ser determinante en el éxito o el fracaso del mismo, la cadena de valor del producto no es completa sin un plan de negocios que analice el entorno global donde va a competir el producto.  El segundo estrato es el productor/ comerciante, que ha desarrollado básicamente un canal de comercialización, sin embargo, las exceptivas de ventas y flujos comerciales responden a segmentos puntuales de mercado.

La territorialización del emprendimiento en el ámbito urbano y rural, así como el liderazgo en la gestión de la iniciativa, se clasifica en:

Tabla 3. Distribución, territorio y administración de los emprendimientos en el cantón Ibarra.


 

Territorialización

Género de liderazgo

 del emprendimiento

Porcentaje %

Urbano

Mujer

90,00

Rural

Mujer

0,00

Urbano

Hombre

6,67

Rural

Hombre

3,33

Fuente: Elaboración propia.

Los emprendimientos en el cantón Ibarra están liderados por mujeres de la zona urbana, cuya principal motivación es la necesidad, la gran mayoría son lideresas de hogar cuyo instinto de protección a sus hijos sustenta su actividad, situación que se afianza con lo manifestado por Carriel (2017): “la necesidad es la razón más básica del ser humano, la misma que en tiempos más remotos no es otra cosa que el instinto de supervivencia frente a las dificultades”. Esto es ratificado por el estudio realizado por Chávez y Jaime (2016), donde enfatiza la participación de la mujer ecuatoriana y los factores que promovieron a las mujeres del estudio a emprender, donde se demuestra que la mujer ecuatoriana posee el 45.43% vs. el 54.57% de los hombres que emprenden por oportunidad, mientras que por necesidad los hombres representan el 47.52% vs. el 52.44% de las mujeres.

Los hombres presentan una dinámica distinta a la de las mujeres en Ibarra, los emprendimientos se ubican en el sector urbano y rural y los sectores productivos son relacionados con la producción agrícola. Un dato importante de resaltar es que las iniciativas lideradas por hombres del sector urbano superan por el doble a los rurales. En este sentido un dato del INEC (2010), es que la población que reside en el área rural, tiene 7 años de escolaridad, mientras que en el área urbana la escolaridad promedio es de 11 años, que es un factor que incide de manera directa en la generación de ideas e iniciativas de emprendimiento por territorio.

Según el informe GEM (2016), en el Ecuador hombres y mujeres emprenden por igual, a lo largo de los años se ha visto casi paridad; la razón de la TEA femenina a la masculina es de 0.9. Esta realidad no se presenta en el cantón Ibarra, ya que el 90% de los emprendimientos son liderados por mujeres.

Ahora respecto a la motivación, la muestra de los emprendimientos de Ibarra concuerda con que los hombres emprenden por oportunidad, mientras que las mujeres lo hacen por necesidad ya que son jefas de hogar, con estado civil divorciadas, o solteras con hijos. Esta situación concuerda con lo identificado en el censo INEC (2010) en el cantón Ibarra, que gran parte de las iniciativas productivas son lideradas y administradas por mujeres 20.832 dedicadas en actividades por cuenta propia, convirtiéndose este hecho en una oportunidad transcendental para incursionar en una visión empresarial de negocios con principios solidarios e innovadores. Sin embargo, la realidad de estas iniciativas es que se desarrollan intuitivamente, con escasos registros documentados de los procesos de cadenas productivas y nulos procesos contables que garanticen una sostenibilidad y rentabilidad de los emprendimientos.

 

Respecto a la generación de fuentes de empleo, los emprendimientos en Ibarra dinamizan la economía en los siguientes niveles:

Tabla 4. Generación de fuentes de empleo por los emprendimientos en el cantón Ibarra.

Categoría

Número de Fuentes de empleo

Porcentaje de generación

Individual

1

95,56

Familiar

2 a 5

3,33

Asociativo

más de 5

1,11

Fuente: Elaboración propia.

En Ibarra la generación de fuentes de empleo por generación de emprendimiento es baja, la dinámica es unipersonales, o de iniciativa familiares que representan el 98,89% de la muestra estudiada. Es importante mencionar que, por la aplicación de un lineamiento territorial, el GAD Ibarra únicamente apoya iniciativas que se sustenten en asociatividad.

Esta realidad corrobora el informe GEM (2016) en el que se afirma que el 72,8 % de los negocios emprendedores son unipersonales y con bajas expectativas de generación de empleo en el todo el país.

La implementación de un proceso asociativo implica para los asociados el establecimiento de retos que pueden ser vistos como una oportunidad para crecer, si se aprovecha la evolución del comercio internacional y la circulación de capitales; o como una amenaza, si no se establecen estrategias para enfrentarlos (Esquivia, 2013).

Los canales de comercialización son un componente clave en el éxito o baja probabilidad de sostenimiento de los emprendimientos. En Ibarra se presentan los siguientes canales de comercialización:

Tabla 5. Canales de comercialización de los productos elaborados por los emprendimientos en el cantón Ibarra.

 

Canal de comercialización

Porcentaje de aplicación del canal

Centros artesanales

52,22

Ferias y espacios públicos

46,67

Medios electrónicos

0,00

Supermercados

1,00

Exportación

0,00

Fuente: Elaboración propia.

Los bienes y servicios generados por los emprendimientos en el cantón Ibarra son principalmente comercializados en el centro artesanal, en ferias y espacios públicos de la ciudad de Ibarra. Apenas el 1% de los productos se ubican en perchas de cadenas de supermercados y la exportación de productos no se genera en el cantón.  Esta situación demuestra el estancamiento en la internacionalización de los negocios que lo confirma el informe GEM (2016), donde el 92% de los emprendimientos en Ecuador no tienen clientes internacionales, mientras que en Colombia la cifra es de 67% y en Chile, de 52%.

Basados en la experiencia de otros países y de los resultados analizados se establece la necesidad de realizar un análisis profundo y detallado del mercado antes de lanzar un nuevo producto, y de los posibles competidores del producto, en cuanto a su calidad y precio, por ejemplo. La diferenciación de otros productos es clave para que los consumidores lo compren, Los emprendedores deben considerar para mejorar su competitividad mejorar su capacidad de innovación en general.

La diferenciación de otros productos es clave para que los consumidores lo compren, se establece la necesidad de realizar un análisis serio del mercado antes de lanzar un nuevo producto, y de los posibles competidores del producto, en cuanto a su calidad y precio.

Es fundamental mencionar que los emprendedores ibarreños usualmente se sirven de sus redes cercanas, conformadas por familia y amigos; estas redes por lo general no proveen acceso a recursos sofisticados en términos del negocio, se requiere de un esfuerzo público-privado importante en generación de políticas públicas concretas y firmes para facilitar el acceso a recursos tecnológicos, inversión en educación e infraestructura, minimización de trámites burocráticos al momento de constituir una empresa o registrar una marca o idea, incentivos tributarios atados a los indicadores de desempeño en competitividad e innovación, generación de espacios de incubación de empresas, y acciones concretas que estimulen el emprendimiento.

En Ibarra las actividades económicas por sectores están estructuradas de la siguiente manera:

 

Tabla 6. Sectores y actividades productivas emprendidas en el cantón Ibarra.

 

Actividades económicas

Porcentaje de distribución

Limpieza y mantenimiento

7,53

Alimentos preparados

12,90

Artesanías

10,75

Confección

26,88

Productos de aseo

0,00

Manualidades

6,45

Panadería y pastelería

5,38

Conservas

0,00

Tarjetería

1,08

Licores y vinos

1,08

Confitería y dulces

8,60

Bordados

4,30

Tejidos

4,30

Heladería

2,15

Productos de limpieza de vehículo

1,08

Juguetería

1,08

Bisutería

3,23

Productos naturales

3,23

Fuente: Elaboración propia.

En Ecuador, reconociendo la necesidad de crear condiciones que potencien el papel de la mujer en la sociedad, incorpora formalmente en la Constitución de la República del Ecuador (2008) y en el Plan Nacional Toda una vida (2018), los derechos desde un enfoque de género, guardando coherencia con los acuerdos de la Plataforma de Acción de Beijing que se dio en 1995 como resultado de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer promovida por la Organización de las Naciones Unidas.

En Ibarra siendo emprendimientos liderados por mujeres las actividades relacionas al género son principales a la hora de emprender como la confección 26,88%, alimentos preparados 12,90%, artesanías 10,75%, labores de limpieza y mantenimiento 7,53%,

esta condición además permite incrementar de manera paulatina los ingresos del núcleo familiar, constituyéndose en oportunidades de mejoramiento sustentable de sus condiciones de vida de sus miembros.

Según los datos analizados del INEC en el 2010, el sector de servicios es el más representativo a nivel cantonal con el 58,02%, con sus principales actividades de “comercio al por mayor y menor”, enseñanza, administración pública y transporte, esto evidencia la tendencia de crecimiento a las zona urbana con el establecimiento de locales, infraestructura educativa y red vial dentro del casco urbano, haciendo que los tipos de ocupación de la población a nivel cantonal sea el de trabajar por cuenta propia o ser empleado público o privado.

Arboleda, (2014), menciona que el crecimiento de las empresas, cuya propiedad es de mujeres, inducen en su gestión las nuevas tecnologías, pues esto tiende a aumentar la productividad, genera empleo, reduce la pobreza y promueve el desarrollo local. Las mujeres se incorporan al mundo empresarial de diversas formas: como trabajadoras libres, con pequeñas y medianas empresas, con emprendimientos y, de muchas otras maneras.

La conformación de empresas familiares requiere de innovación y capacitación para consolidar una idea productiva y que tenga éxito, el GAD de Ibarra fomenta programas de aprendizaje con el objetivo de orientar a las personas en la optimización de recursos económicos y logísticos para que estos proyectos se consoliden y beneficien a sus creadores y administradores. Durante el año 2017 se impartieron bajo las siguientes necesidades:

Tabla 7. Procesos de capacitación recibidos por los emprendedores por parte del GAD Ibarra.

Capacitación Recibida

Porcentaje

Básica

3,33

Técnica

94,44

Especializada

2,22

Fuente: Elaboración propia a partir del GAD de Ibarra.

Educación Técnica 94,44%, es la mayor necesidad de capacitación en los emprendedores, área como contabilidad básica y de costos, administración, tributación, responsabilidad legal y social del emprendedor, economía para la toma de decisiones

técnicas de mercadeo son aprendizajes imprescindibles. El emprendimiento, a pesar de estar inscrito en la disciplina administrativa, tiene carácter multidimensional, demanda la integración con el contexto, se centra en una construcción social del conocimiento y establece una visión de los objetivos para identificar los recursos necesarios, orientados fundamentalmente en la imaginación y creatividad. 

Ahora según el INEC (2010) La escolaridad promedio de la población en el cantón Ibarra es de 10 años. Las mujeres en promedio alcanzan 9.8 años de escolaridad, mientras que los hombres alcanzan 10.4 años. Al igual que en el analfabetismo, se evidencian brechas importantes. Por ejemplo, la población indígena alcanza 4.9 años de escolaridad en promedio, mientras que los demás – mestizos, blancos y otros no pertenecientes a grupos étnicos cultuales-, alcanzan 10.7 años de escolaridad.

 

4. PROPUESTA DEL MODELO TÉCNICO

Es de gran relevancia considerar que los tres componentes primordiales que debe tener un ecosistema son: innovación, emprendedores y financiamiento. La innovación la componen las universidades, instituciones, laboratorios y centros de investigación. Los emprendedores son las personas que tienen conocimientos específicos. Y la financiación es el apoyo financiero; los ecosistemas de emprendimiento son una buena herramienta para promover el emprendimiento y para que este se convierta en un motor de la economía en las sociedades, como se observa los países más desarrollados y donde el emprendimiento ha tenido más éxito.

Para el fomento de las condiciones adecuadas del emprendimiento en el cantón Ibarra, es indispensable proponer la gestión de un modelo técnico del ecosistema del emprendimiento. En este contexto se esquematiza las aristas del modelo:

10.jpg

Analizando los componentes teóricos, experiencias desarrolladas y obtenida la caracterización del emprendimiento en el cantón Ibarra, se procede a la elaboración de las aristas y sus respectivos elementos del modelo técnico que fomentará un ambiente favorable para el ecosistema del emprendimiento en el cantón.

 

4.1 Desarrollo de políticas públicas locales.

De acuerdo con la Constitución del Ecuador (2008) y al Código Orgánico de Organización Territorial Autonomía y Descentralización COOTAD (2012), los gobiernos autónomos descentralizados en sus diferentes niveles de gestión deben promover las condiciones adecuadas para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. En este sentido la generación de fuentes de empleo, trabajo digno y nuevas oportunidades son necesarias para alcanzar estándares y condiciones adecuadas para los habitantes.

Según Arboleda (2014), menciona que el fomento del emprendimiento ha sido una constante en la política de empleo en el caso de Colombia, pues es considerado como

un instrumento importante en la innovación, la competitividad y el crecimiento y, con ello, el uso de la tecnología, como una forma de impulsar la transformación de la economía informal a la formal.

El GAD Ibarra en su estructura organizativa cuenta con la Dirección de Desarrollo Económico e Inclusión Social, que es la instancia de gestión administrativa, técnica y de asesoramiento para el emprendimiento en el cantón. Es el ente que debe sustentar el desarrollo de las políticas públicas, sin embargo, del análisis realizado la dirección no cuenta con una estructura técnica estratégicaque establezca los parámetros para el desarrollo de las políticas públicas necesarias que logren un entorno favorable para el ecosistema emprendedor en el territorio.

Actualmente se está implementado una estrategia basada en procesos, gestión por resultados y consecución de impactos para la optimización de la inversión pública y a su vez sea esta la base para las políticas locales.

Los elementos que contiene la estrategia son:

  • Gestión diferenciada de los niveles y etapas del emprendimiento desde los artesanales, los de innovación hasta los industriales.
  • Conformación de la Agencia de Desarrollo Empresarial enfocada en la investigación que se articulada a la academia y la vinculación con el sector privado de las pequeñas y medianas empresas.
  • Implementación de corredores productivos y cadenas de valor: con trabajo en focalizar esfuerzos e inversiones en las potencialidades de la producción y competitividad del cantón.
  • Programa de la transformación económica Ibarra: con la generación de alianzas público-privadas, el desarrollo de proyectos de envergadura territorial como el Eco-Parque Industrial, conectividad y ecosistema de logística, así como la transformación del territorio a través del análisis del cobro de impuestos, patentes de operación y análisis de la competitividad de los sectores de la producción

 

4.2 Capacidad Emprendedora:

La capacidad emprendedora debe estar constituida de elementos como:

  • Coworking
  • Trabajo colaborativo - cooperativo
  • Trabajo en redes y cadenas de valor
  • Polos de desarrollo

Los mismos que deben ser promovidos a través de políticas públicas locales como la creación de incentivos para un entorno de ecosistema favorable.

En el cantón Ibarra esta fase aún es incipiente y escasamente desarrollada con actividades aisladas por el sector privado y sin la participación del sector público.

Bermúdez y Rizo (2013), menciona que actualmente el reto de las empresas es diseñar modelos de negocio que abarquen las redes que conforman su cadena de suministro integrando todos sus factores de una manera sinérgica y sistémica, con el fin de afinar sus estrategias comerciales, tener un mayor conocimiento de la demanda y lograr una mayor optimización del flujo de información.

 

4.3 Formación y entrenamiento del Emprendedor

Se hace necesario la incorporación de un sistema que incentive el espíritu y los conceptos de emprendimiento no sólo en la formación académica de los estudiantes, sino mediante redes de acompañamiento en las fases de desarrollo de una oportunidad o idea de negocio. La naturaleza cambiante e incierta del entorno actual, amerita la necesidad de otorgarles a los individuos que reciben una educación en todos los niveles, los conocimientos, herramientas y destrezas necesarias para lograr anticipar, dominar y, de ser posible, adelantarse a los cambios.  En este sentido, una educación efectiva en emprendimiento prepara a los estudiantes para ser individuos emprendedores y responsables, que llegarán a ser empresarios y/o empleados creativos e innovadores y contribuyan con el desarrollo económico y sostenible de la sociedad.

Y respecto al entrenamiento el desarrollo de habilidades y destrezas innatas de los ciudadanos es fundamental para alcanzar un ecosistema efectivo del emprendimiento.

 

 

4.4 Crédito e Impulso financiero:

Una de las debilidades y riesgo para los emprendedores es el acceso al financiamiento, los servicios y productos tradicionales desde las entidades bancarias privadas no son adecuadas, ni acordes al giro de los emprendimientos.

Es por ello que el apoyo financiero debe repensar en establecer nuevas formas de financiamiento, para las cuales tanto el sector privado como público se articulen en

 estructuras planificadas de acuerdo a un entorno de ecosistema eficiente y de seguridad jurídica para la inversión. Por ejemplo, la creación de un programa integral de incentivos a través de la inversión pública establecido en una ordenanza municipal definiendo parámetros técnicos, sectores productivos a impulsar y aspectos sociales para la reducción de las brechas de pobreza en el territorio. Este programa debería tener un componente de responsabilidad social corporativa del sector empresarial.

Para finalizar el modelo técnico presentado como propuesta para ser desarrollada en el cantón Ibarra y que tenga éxito en su implementación debe tener como condición indispensable que sea un proceso ampliado y proactivo de consenso colectivo, donde debe primar los intereses comunes y cuya carta de navegación es el desarrollo integral del territorio.


CONCLUSIONES

El Ecuador cuenta con un marco legal y regulatorio para el fomento del emprendimiento y de alternativas productivas que dinamizan las economías en los territorios se cuenta desde la Constitución de la República del Ecuador, La Ley de Economía Popular y Solidaria, así como la Ley de Fomento a la Producción.

Las competencias y los roles de los gestores de la política pública, establecidos en el COOTAD, aún es un reto por superar, ya que no han desarrollado canales eficientes de inversión compartida para lograr impacto y escalonamiento del ecosistema emprendedor, aún más agravándose la situación cuando hay una duplicidad de funciones ya en el ámbito de la operatividad de las acciones en el territorio.

El emprendimiento en el cantón Ibarra, es una actividad económica que responde a las necesidades de las familias que están lideradas por mujeres jefas de hogar. Es por ello que la concentración de las labores está en sectores de la confección, alimentos preparados que es un medio de vida para subsistir, más no es un mecanismo de crecimiento sostenido.

En Ibarra, el escenario actual no es el adecuado para formar y construir un ecosistema para el emprendimiento, por el GAD Ibarra debe tomar la decisión y fomentar una política pública integral para la dinamización de la economía del territorio, donde el emprendimiento es un elemento promotor para la transformación.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Comentarios

Deje su comentario